June 8, 2021

PMA Talks – Guillermo del Olmo

Para empezar, ¿podrías presentarte? 

Soy Guillermo Del Olmo. Cursé el Bachillerato Internacional y al acabar empecé la carrera de Derecho. Tardé 6 meses en darme cuenta de que no me gustaba. De hecho, luego me di cuenta de que la elegí por no saber qué hacer, y la decisión se vio influenciada por haber visto la serie Suits. Después de ese semestre, descubrí LEINN, la carrera que estoy haciendo actualmente. Es una universidad muy diferente a las otras: no tenemos profesores ni exámenes. Durante el primer mes de universidad formamos una asociación sin ánimos de lucro y a través de esa asociación vamos creando proyectos en base a nuestros intereses, especialidades y las necesidades que detectamos en el mercado. 

Guillermo del Olmo

Si necesitamos aprender algo tenemos que buscarlo nosotros en Internet o informarnos a través de networking, hablando con profesionales o compartiendo experiencias. Durante el primer año estuvimos un mes y medio viviendo en Berlín viendo la cultura, analizando cómo se movía el ecosistema startup y cómo eran las relaciones entre empresarios. Cuando volvimos de Berlín empezamos el proyecto de Buzzinn que nació como una consultoría de innovación generacional. 

Nosotros pertenecemos a la Generación Z y notamos que muchas veces las compañías no consiguen llamar nuestra atención, satisfacer nuestras necesidades o lograr que un producto sea realmente atractivo. Hay mucha distancia y a la hora de hacer research, las empresas no están seguras de cómo dirigirse hacia los Zs. De ahí surge Buzzinn. Para nosotros es mucho más sencillo conectar y poder ayudar en fases de research y validación a empresas que buscan empatizar con los Zs. 

¿Cómo se organizan los cursos en LEINN? ¿Cuántas personas hay por curso? 

Somos 40 y se suelen dividir en grupos de aproximadamente 20 personas. Con esos 20 creas la asociación sin ánimo de lucro y son quienes te acompañarán los próximos 4 años. Dentro de la asociación vamos creando distintos proyectos. En Buzzinn, de todas maneras, nos mezclamos con miembros de otra asociación. Puedes juntarte con personas de otras edades y carreras. Acabando el primer año había 8 o 9 emprendimientos y yo estaba en 3. Uno era Buzzinn, en otro organizábamos torneos de paddle y en otro vendíamos productos sustentables. Esos últimos dos proyectos no terminaban de cerrarnos y decidimos concentrarnos 100% en Buzzinn. 

¿Hay alguna figura que tenga el rol de profesor? 

Realmente no, el profesor en LEINN no existe, tenemos coaches. Ellos están ahí para guiarnos y ayudarnos a entender el proceso de la empresa y el día a día, pero nunca toman decisiones por nosotros, ya que como empresa eso depende completamente de nosotros.  Tenemos 2 indicadores principales: la facturación y beneficio anual por persona y los KPIs individuales. Eso vendría a ser la parte más académica, ya que se tratan de “trabajos de investigación” que elegimos nosotros para aprender en base a las necesidades actuales del proyecto. Los coaches también nos ayudan a tener 

una buena comunicación entre nosotros y a entender mejor los procesos de la empresa. Nosotros vamos aprendiendo e iterando sobre las ideas que tenemos y vamos haciendo estudios de mercado que nos permiten entender hacia dónde dirigirnos. 

¿En qué se fijan para tomar la decisión de comenzar un proyecto? 

El proyecto del paddle, por ejemplo, empezó porque muchos de nosotros jugábamos y empezamos a buscar torneos y nos dimos cuenta de que había un torneo de voley acá en Barcelona que mezclaban el ámbito de la fiesta, la bebida y los deportes. Era una experiencia que nosotros queríamos disfrutar y la lanzamos. 

Luego Buzzinn empezó cuando descubrimos una app para pasar dinero entre amigos y vimos que era súper fácil. Hablando con amigos pensamos que esa era una función que tenía que tener la Caixa o BBVA y no entendíamos por qué no la tenía cuando es evidente que todos los jóvenes la necesitan. A partir de esa conversación, comenzamos a pensar realmente en el valor que le podíamos aportar nosotros a las empresas solo por tener la mentalidad y la edad que tenemos. 

Flash-hack x Buzzinn

¿Cuándo comenzaste a trabajar en Buzzinn? 

En mayo de 2019 entré al proyecto. En noviembre de ese mismo año fuimos de viaje a San Francisco con la universidad. Ahí acabamos de ver todo el ecosistema emprendedor y descubrimos los hackatones. Estuvimos en un hackatón intensivo de 54 horas para crear un startup y nos encantó la metodología. Vimos que era muy potente y nos pareció súper interesante para fomentar la creación de nuevas ideas.

En ese momento comenzamos a darle un vuelco a los objetivos de Buzzinn y nos propusimos crear una comunidad de jóvenes gen z. Al principio –como suele pasar– nuestros clientes pertenecían a las 3 Fs (friends, family and fools). Luego hicimos los primeros eventos presenciales y fuimos expandiéndonos. En los primeros dos eventos participaron alrededor de 30 chavales divididos en equipos de 4 o 5 personas y tenían 3 horas para generar una idea en particular. 

¿Cuáles son los servicios que ofrece Buzzinn? 

Los servicios se dividen entre hackatones y consultoría. Dentro de los hackatones está el Hack-Z que es un hackatón en el que diferentes equipos compiten para desarrollar soluciones a los retos de las empresas y del mercado. Luego está el Gen Z challenge que sigue una metodología muy parecida pero, en lugar de idear, validamos. Usamos comparaciones de casos de uso, analizamos audiencias y testeamos prototipos. También trabajamos en fases de research, organizamos algo similar a un focus groups pero de Gen Z para Gen Z. Son entrevistas de 40 minutos aproximadamente. Como te imaginarás, no es lo mismo que le haga preguntas un chico de 20 años a un chico de 20 años que que le haga preguntas a un adulto o alguien en representación de una marca en particular. Entre Gen Z se genera más empatía, conexión, confianza y sinceridad. 

Obviamente, vamos desarrollando nuevos servicios y actividades todo el tiempo. Estamos desarrollando eventos de semana en semana o una vez al mes para generar comunidad. También comenzamos a trabajar con un nuevo cliente generando un sistema de embajadores para conseguir que los Zs traigan a otros Zs. La idea es ir cambiando, creciendo y sorprendiendo a los clientes. 

¿Cómo se distribuyen las tareas dentro del equipo? ¿Cuántos son?

Éramos 5 antes de la cuarentena. Cuando llegó la cuarentena todo cambió. Veníamos haciendo muchos eventos presenciales y cuando vino la cuarentena fue un golpe duro. Analizándolo hoy veo que nos hizo bien. Fue un mes y medio de estar encerrados en casa trabajando sin parar. Hicimos eventos virtuales y se incorporaron 4 chicas al equipo que son unas cracks. 

Al principio era un poco todos hacemos todo. El que tuvo la idea original era el CEO, luego el que tenía más facilidad para las finanzas era el CFO, luego los otros íbamos rotando y dedicándonos a business development y tecnología. Cuando entraron las chicas vimos la necesidad de tener departamentos. Ahí fue cuando generamos 

distintas áreas de acuerdo a la especialidad de cada uno: operaciones, business development, project management, marketing y comunicaciones. Yo soy una mezcla entre Business Development y CTO. 

El Dream Team de Buzzinn

¿Cuál es el desafío más grande que tienen por delante? 

Nuestro objetivo principal y más ambicioso es ser la voz de la Generación Z. Queremos tener un impacto muy grande en las empresas. Además, estamos concentrados en generar nuevos clientes y mantener buenas relaciones con todos ellos. También pensamos en ganar fuerza y nombre y salir al mercado internacional. Todos tenemos muy buen inglés y eso es un diferencial importante.

Los Zs en España

¿Cuáles dirías que son los challenges principales de la Generación Z hoy? 

Creo que hoy todo el mundo tiene súper presente la sustentabilidad y la movilidad. También creo que hay una cuestión de valores e ideales muy importante. La Generación Z consume aquellas compañías y empresas con las que tiene una visión compartida. Se trata de una generación comprometida con temas políticos, sociales y medioambientales que está dispuesta a expresarse y manifestarse.

GenZ x McKinsey

Para terminar, ¿podrías recomendarnos algún producto, película, lo que sea? 

La serie de Silicon Valley. La vi cuando empecé la carrera y me encantó porque creo que refleja muy bien la experiencia de crear una startup y la importancia de tener diferentes puntos de vista. 


Últimos posts

Contáctanos

Estamos para ayudar a tu compañía. Coordinemos una reunión para saber de qué maneras podemos colaborar.