September 1, 2021

2021 empieza a terminar: ¿cómo sigue el trabajo remoto?

A medida que 2021 comienza a llegar a su fin, está claro que el cambio hacia el trabajo remoto que empezamos a vivir desde el año pasado se mantendrá. Las empresas continúan dudando en contratar empleados full time del mismo modo que los empleados se muestran cada vez más reticentes a regresar completamente a la oficina.

Distintas encuestas arrojan resultados similares: más del 70% de los empleados a nivel global cree que el trabajo remoto se convertirá –definitivamente– en la nueva normalidad. Esta opinión también es compartida por emprendedores casi en la misma proporción, lo que indica un desafío no solo para los espacios de oficina tradicionales, sino también para los espacios de coworking.

A lo largo del año hemos visto cómo muchas empresas –la mayoría pertenecientes al mundo digital como Twitter y Salesforce– anunciaron que darán a todos los empleados la opción de trabajar desde sus casas de forma permanente, instalando un esquema de trabajo híbrido. Con el precedente que estas empresas están sentando, junto con las expectativas de los empleados, no tener una opción de trabajo remoto será cada vez más perjudicial para el progreso de una empresa. Está claro hoy que el trabajo remoto ha llegado para quedarse: hay más oferta de trabajos remotos disponibles que nunca. Los empleados están más contentos con los nuevos arreglos y la flexibilidad que ofrece. Pero, ¿de qué modos se estuvo dando el trabajo remoto? ¿Cómo seguirá en adelante?

Cada vez hay más trabajos remotos disponibles

Sabemos que el empleo funciona de acuerdo con el mercado, y trabajar de forma remota ha sido un cambio fundamental que ha estado motorizando más y más cambios en las dinámicas laborales. A medida que más postulantes a puestos de trabajo y empleados trabajan desde casa y expresan su deseo de continuar con sus arreglos, los lugares de trabajo se han vuelto más flexibles para satisfacer esa demanda. Actualmente, se espera que el trabajo remoto aumente en un 34% para igualar la demanda de los empleados y se prevé que esa cifra crezca a medida que vemos que el trabajo remoto se convierta en una nueva norma para muchos.


La preocupación de la ciberseguridad

Cada vez más organizaciones expresan una preocupación seria por los riesgos de ciberseguridad cuando trabajan desde casa. Para rectificar esto, medidas como la capacitación en ciberseguridad, la implementación de VPNs y la concientización sobre el cumplimiento y la seguridad en todos los ámbitos empezaron a llevarse a cabo en distintas empresas y organizaciones.

Es lógico que con cada vez más empleados trabajando desde casa, y en varios destinos, haya habido un mayor enfoque en la ciberseguridad. Las empresas deben equilibrar la flexibilidad con la seguridad, asegurando que los empleados puedan acceder a los archivos y trabajar con equipos desde cualquier parte del mundo, sin comprometer su seguridad.

Los empleados están felices de trabajar desde casa

Una de las preocupaciones cuando se sugirió inicialmente el trabajo a distancia fue que los empleados no estarían contentos. Se consideraba que habría demasiadas distracciones, que las colaboraciones entre los miembros del equipo se verían obstaculizadas y que era importante venir al lugar de trabajo para realizar el trabajo.

Lo cierto es que cada vez más encuestas arrojan que la mayoría de los empleados dice estar más contento de trabajar desde casa, ya que no tiene que desplazarse ni ir a la oficina. La capacidad de trabajar desde casa, al parecer, logra que la gente se sienta más feliz y relajada con su trabajo, ya que la presión del entorno de la oficina ya no está presente.


Los horarios de trabajo se han vuelto más flexibles

Uno de los desafíos de trabajar en una oficina era la falta de equilibrio entre el trabajo y la vida. Con tanto tiempo en la oficina, era difícil encontrar espacio para pasatiempos, intereses o incluso un pequeño y necesario descanso. Sin embargo, a medida que el mundo avanza hacia el trabajo a distancia, muchos de estos beneficios comienzan a ser reales en las personas. Así, los empleados disfrutan de un modelo de trabajo más flexible en el que pueden cambiar la forma en que trabajan para adaptarse mejor a su estilo de trabajo y vida.

La reconversión y la mejora de las competencias son más importantes que nunca

Tanto para los empleados como para los empleadores, el trabajo a distancia ha abierto más posibilidades en términos de trayectorias profesionales. Para los empleados que buscan más flexibilidad y libertad en su vida laboral, la renovación y la mejora de las habilidades se han convertido en una tendencia creciente a medida que buscan un nuevo trabajo. Eso puede incluir aprender nuevas habilidades a través de cursos y diplomaturas –que también se dictan de modo remoto– para agregar a su currículum o aprovechar los roles actuales para ser más competitivo frente a los demás.

Ha habido un aumento en el trabajo independiente, y más trabajadores están mejorando sus habilidades en áreas como redacción de textos publicitarios, desarrollo web, programación y más para tener más espacio para explorar nuevos caminos.

La comunicación asincrónica ha mejorado mucho

Ahora que hay más espacio para la flexibilidad de los empleados, los miembros del equipo pueden tener diferentes tipos de comunicación y trabajar en múltiples zonas horarias según sea necesario para una mejor productividad. Sin la presión de respuestas rápidas, los empleados pueden trabajar en su propio tiempo y colaborar de la manera que más les convenga.

¿Cuál será el futuro del trabajo remoto?

Como mencionamos anteriormente, está claro que el trabajo remoto llegó para quedarse. No será la única opción, está claro, pero no podrá no ser una opción. ¿Por qué? No solo por lo que enumeramos previamente sino también porque los niveles de productividad se han mantenido estables y la naturaleza del trabajo se ha vuelto más fácil de administrar para las empresas y los empleados. El trabajo remoto logra que sea más fácil conectarse con equipos a un ritmo individual y completar el trabajo en un entorno más tranquilo. Para los empleados que extrañan el entorno de la oficina, los espacios de trabajo compartido pueden ayudar a cerrar esa brecha como un entorno de trabajo remoto sin perder flexibilidad.

Así, está claro que lo que pareció, al principio, una mera decisión de emergencia y más tarde una tendencia se convirtió en un profundo cambio cultural. Un cambio del que apenas estamos empezando a ver sus primeras dimensiones y profundidades.


Últimos posts

Contáctanos

Estamos para ayudar a tu compañía. Coordinemos una reunión para saber de qué maneras podemos colaborar.